Gamarra

Varios años atrás, cuando por primera vez fui a Gamarra, no sabía por dónde comenzar. Cada vez que llegaba sentía que era muy grande y con tanto por conocer que sentía que nunca iba a acabar y me frustraba.


Sin embargo, la vida te va poniendo a las personas correctas en el camino. Por ejemplo, mi primer costurero; con el sentí que la mejor opción era quedarme a su costado para aprender que es lo que él hacía y para que todo saliera como yo quería, y no me equivoque. 


Un tiempo después encontré un taller el cual me abrió las puertas para utilizarlo como si fuera mío y es ahí donde conocí a la señora Miryam de la cual aprendí casi todo lo que yo se sobre confección hoy en día.


Hasta el día de hoy me parece increíble como la vida me llevó a conocer a estas personas con quienes a veces con una simple conversación se crea un vínculo. Se que la mayor duda de muchas de ustedes es cómo encontrar un buen proveedor, costurero, patronista y más y para eso mi único consejo que les puedo dar es perder el miedo, preguntar todo lo que no sepas y hasta por las puras. Eso te hará conocer a personas que te pueden ayudar y enseñar. Hay muchas galerías enteras como Yuyi que se dedican a la confección.


Se que al comienzo puede resultar más difícil aun, que hay días en los que no todo te saldrá como tú quieres, pero piensa que ya esperaste demasiado tiempo para empezar ese sueño que tienes, que no vale la pena aplazarlo más, que aun si empiezas de poquito en poquito eso te hará avanzar. ¡Esta vida se nos va rápido, piensa cuantas cosas puedes lograr en un día! ¡

Y un dato que te puede servir es que mucha gente que tiene su tienda o venden afuera de Gamarra tienen talleres y quien sabe tal vez ahí está la persona que tanto estas buscando!



Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario